Ola, ke ase?

6 minute read

Hola, Soy Javier y esto es jackass trabajo en Neurociencia Computacional

Soy el peor a la hora de mantener un flujo continuo de posteos de columnas. Es verdad que el año pasado estuve un poco desligado de la ciencia, y por tanto, mi motivación por escribir bajó, pero eso no debiese ser excusa para alejarme de las letras y comunicar, aunque sea, de vez en cuando.

Por lo tanto, me preocuparé de hacer los Días de Divulgación(3D), que serán escritos como este, donde iré explicando mi trabajo, algún paper interesante, las consecuencias sociales y económicas de las investigaciones que se realicen en el planeta (ok ok, redondeta para los tierraplanistas) y en definitiva, intentar acercar a la ciencia a la sociedad, todo esto en cómodas cuotas mensuales castellano

Divulgación para una Sociedad del Conocimiento en Chile

¿Por qué divulgación?

Porque quiero socializar lo que hago. Mucha gente, al escuchar que soy “asistente de investigación en neurociencia computacional” se espantan, o lo encuentran lisa y llanamente ajeno a su propia realidad. ¡Esto es completamente lo contrario!. La investigación científica es un proceso desarrollado por ciertas personas, para beneficio de la sociedad. Es un trabajo como cualquier otro, con obligaciones, responsabilidades, beneficios y malos ratos., ¿Cuál es entonces, la motivación por divulgar lo que hago?

Mi sueldo lo paga Chile.

En efecto, la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica Conicyt es la encargada de asignar diversos fondos para investigación pública, a través de concursos. Dentro de estos concursos, uno de los más importantes para los investigadores en Chile son las becas y los fondos de desarrollo.
Las becas pueden ser de Magister o de Doctorado, para realizarlos en Chile o en el extranjero. Los Fondos de Desarrollo (Fondecyt - Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico), según señala CONICYT

Tiene por objetivo estimular y promover el desarrollo de investigación científica y tecnológica básica, y es el principal fondo de este tipo en el país. Creado en 1981, ha financiado más de 16 mil proyectos de investigación cuyos impactos han beneficiado tanto a la comunidad científica como a la sociedad en general.

Mi condición actual (a menos que me gane la beca de magister update: no me gané la beca) es la de trabajador asociado a un proyecto Fondecyt. En cualquiera de las dos situaciones, becado o asignado a un proyecto Fondecyt, los recursos vienen directamente de CONICYT, y éstos, a su vez, vienen del presupuesto del país. En resumen, mi sueldo lo paga Chile, y por tanto, tengo una responsabilidad con quiénes me pagan, es decir, con todo el país.

La ciencia como fenómeno social

En la actualidad, hay muchísimos investigadores prestándole atención a un área de estudio denominado CTS - Ciencia, Tecnología y Sociedad. Pero ¿qué es esto exactamente?. Sólo quiero tomar una frase, dentro del gran volumen de investigación existente. Según Cutcliffe (Cutcliffe, 1990), CTS es

La interpretación de la ciencia y la tecnología, representadas como complejos esfuerzos socialmente embebidos, en donde los valores políticos, culturales y económicos, así como la experiencia técnica, modelan la dirección de la investigación científica y tecnológica.

Es decir, reinterpretamos y reestudiamos la ciencia, ya no como un fenómeno aislado, que ocurre en algún lugar desconocido y escondido donde sólo unos pocos, miembros de una elite, desarrollan complejos trabajos, sino por el contrario: un fenómeno social, realizado por personas con diversas orientaciones políticas y culturales (lo económico siempre está presente), que realizan investigación científica.

Esto permite ver a la actividad de investigación científica como un proceso que le compete a toda la sociedad. Así como la seguridad, la salud o la educación es un fenómeno que nos compete a todos, la ciencia también lo es. El tema es que aún no nos hemos dado cuenta de eso.

La apropiación del conocimiento por parte de la sociedad

Como mencioné, la actividad de investigación científica es un proceso que le compete a toda la sociedad, generando lo que ahora llamamos Sociedad del Conocimiento. Esta Sociedad del Conocimiento se considera como una nueva forma de organización social, en la que cada actor puede dar lugar a nuevo conocimiento, siempre y cuando el conocimiento sea renovado(mejorado) y difundido. Entonces, la pregunta se responde sola ¿cómo puede la sociedad involucrarse en algo que no sabe que existe, que no conoce?.

La divulgación tiene justo este propósito: involucrar a la sociedad en el conocimiento generado, producido y operado por un conjunto de personas insertos en ella.

Neurociencia Computacional, ¿qué carajos es?

Ya ok, todo súper lindo e idílico: les contaré lo que hago por una responsabilidad social. Pero enserio, ¿qué diantres hago en el laboratorio?

Partiendo de la base, la neurociencia es una disciplina científica multidisciplinaria, en donde trabajamos biólog@s, químic@s, médic@s, físic@s, matemátic@s, ingenier@s, lingüistas, y otros profesionales, con el único objetivo de entender el funcionamiento del sistema nervioso. El sistema nervioso debemos entenderlo desde su unidad más básica hasta la unidad más compleja, es decir, desde los elementos que componen las neuronas, pasando por la neurona como un todo, redes neuronales hasta llegar al cerebro y, posteriormente, las funciones cognitivas relacionadas con el funcionamiento del cerebro (vea la imagen =) ). De esta manera, la neurociencia se puede subdividir en múltiples áreas: Neurociencia del desarrollo, Neurociencia molecular, Neurociencia cognitiva, Neuropsicología, Neuromorfología, Neurociencia Computacional

Escalas del cerebro. Infografía diseñada por Andrés Reyes

La Neurociencia Computacional es una de las tantas divisiones de la neurociencia, en donde intentamos

  1. Construir modelos computacionales (basados en matemática) que expliquen algún comportamiento que observamos en la biología
  2. Entender cómo el cerebro (del organismo que sea) realiza cálculos y cómputos.

Entonces, La neurociencia computacional permite estudiar al sistema nervioso como si fuera una máquina que realiza cálculos. Prefiero dejar la definición filosófica del por qué pensamos esto. Asique por ahora, sólo me basaré en los dos puntos que mencioné anteriormente.

Y…¿cómo afecta esto a boca mi vida?

Actualmente, me encuentro trabajando en el Laboratorio de Neurociencia Computacional, asociado a la Universidad de Valparaíso y al Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso.

Como mencioné, la neurociencia es altamente disciplinaria, por lo tanto, en el laboratorio trabajo con diferentes profesionales: Matemáticos, biólogos, físicos, y yo que soy ingeniero eléctrico, y colaboro con otros tantos.
En nuestro laboratorio estamos interesados en estudiar las propiedades dinámicas de las redes neuronales. Es decir, qué propiedades cambian y se mantienen en el cerebro a lo largo del tiempo, y cómo afectan esas propiedades al comportamiento que consideramos “normal” en un organismo.

Estos estudios nos permiten entender de mejor forma qué pasa cuando dormimos, o por qué aprendemos más rápido cuando somos niños. También podemos usar estas propiedades para entender cómo funciona la memoria.

La idea entonces es que lo que realizamos en mi laboratorio, sirva para descubrir cosas interesantes, pero también para aplicarlas a problemas actuales, como idear mejores metodologías pedagógicas para personas con déficit atencional, estudios de insomnio o acercarnos a entender y tratar la epilepsia.

Canción del Día: Los Prisioneros - Independencia Cultural

Los Prisioneros - Independencia Cultural

Referencias

  1. Cuevas, A. (2008). Conocimiento científico, ciudadanía y democracia. Revista iberoamericana de ciencia tecnología y sociedad, 4(10), 67-83.
  2. Cutcliffe, S. H. (1990). The STS curriculum: What have we learned in twenty years?. Science, Technology, & Human Values, 15(3), 360-372.
  3. Jover, J. N. (1999). La ciencia y la tecnología como procesos sociales. Lo que la educación científica no debería olvidar. Ed. Felix Varela, La Habana.
  4. Kreimer, P. (2006). ¿ Dependientes o integrados?. La ciencia latinoamericana y la nueva división internacional del trabajo. Nómadas (Col), (24).
  5. Marín Agudelo, S. A. (2012). Apropiación social del conocimiento: una nueva dimensión de los archivos. Revista interamericana de Bibliotecologia, 35(1).
  6. Infografía de Andrés Reyes - https://visual.ly/designers/andres-reyes

Leave a Comment